A dos metros bajo tierra

Todo acaba. Y una serie en la que la muerte tiene un papel protagonista, con más motivo.

Creada y producida por Alan Ball, “A dos metros bajo tierra” (título original en inglés, “Six Feet Under”) es una serie para televisión de HBO emitida, entre otros canales en España, por La 2 de Televisión Española. Es una visión de comedia negra sobre la vida y la muerte desde la perspectiva de una familia propietaria de una pequeña funeraria, Fisher e Hijos, de California.

El padre de la familia, Nathaniel Fisher, muere en Los Ángeles en un accidente de tráfico el día de Nochebuena, empañando con ello la bienvenida de su hijo Nate. Además de a la muerte de su padre, Nate tiene que enfrentarse a su controladora madre, Ruth, que tiene una aventura con otro hombre; a su hermano David, un gay que todavía no ha salido del armario y que dirige el negocio familiar; y a su hermana Claire, una rebelde adolescente a la que la noticia de la muerte de su padre la sorprende después de haber estado tomando drogas con su nuevo novio. El único elemento aparentemente positivo de la vida de Nate parece que es Brenda, una apasionada mujer a la que conoce en el avión justo antes de enterarse de la muerte de su padre y con la que ha mantenido relaciones sexuales. Pero la familia de Brenda, sus padres son psiquiatras y su hermano sufre graves trastornos de personalidad, resulta ser aún más disfuncional que la de Nate.

En esta serie nada es lo que parece y para ir más allá de lo evidente se juega con la complejidad de los personajes. Además de situaciones bien construidas, se atreve con el tratamiento directo de los temas más peliagudos que afectan al ser humano.

A pesar, o precisamente por eso, de ser comedia negra, no resultan cómodos los conflictos que plantea. Más que catarsis provoca reflexión, inseguridad y dudas, lo que no parece ayudar para que se convierta en una serie mayoritaria, al menos en España que solo ha conseguido una audiencia bastante discreta, (¿será también porque en los países latinos la muerte sigue siendo un asunto tabú?).

La echo de menos desde el instante mismo que terminé de ver la escena final del intenso último episodio, “Everyone’s Waiting”.

1 Comment

  1. mudska dice:

    Titán, que bueno que me hayas dejado el comment en city, jajajajaja a mi me llega el jodio spot, tengo que repasar mis emociones, a lo mejor soy más cursi que pelar un huevo con el dedo meñique (como de Niro en el Corazón del Angel, jajajaja). Bueno te he dejado respuesta, así que tienes que volver para leerla.

    Por cierto que buena es Six Feet Under, pero tuve que dejar de verla en la cuarta temporada, me estaba afectando, es dura de cojones. Ya volveré para completarla.

    Javiii, cuanto me ha alegrado ver tu comment, no pierdas la costumbre.
    Abrzos y besos. ;-)

What do you think?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>